¿Cómo es el transporte público en Berlín?

Posted on 14 July, 2018

El transporte público en Berlín funciona, por lo general, relativamente bien. El centro de la ciudad está provisto con diferentes medios de transporte público que pasan con mucha frecuencia (autobuses, tranvías, metro o trenes urbanos). Además, tampoco tendrás problemas para volver a casa si te apetece salir por la noche y disfrutar de la variada oferta cultural que presenta la ciudad. No obstante, los transportes suelen estar muy llenos, sobre todo en las horas punta. Además, si tienes una cita importante, deberías tener en cuenta los posibles retrasos del transporte público, que suelen estar causados por daños, obras o atascos, entre otros.

El transporte público en Berlín

Existen diferentes tarifas de transporte en Berlín dependiendo de cada zona. De este modo, si quieres ir desde Mitte hasta Köpenick, debes tener en cuenta las tarifas que se aplican a cada zona. Berlín-Brandenburgo se divide en tres zonas diferentes: zona A, zona B y zona C. La zona A cubre todo el centro de la ciudad y llega hasta la zona de S-Bahn-Ring (tren urbano circular) (incluido). La zona B empieza a partir de S-Bahn-Ring (no incluido) y se extiende hasta los límites de la ciudad. La zona C incluye tanto los distritos situados a las afueras de Berlín como Postdam.

Compartir ideas: la movilidad en la ciudad

Actualmente, es posible encontrar ofertas para compartir transportes como, por ejemplo, un coche o una bicicleta con personas afines a ti. También existen organizaciones que se dedican al préstamo de vehículos según las necesidades de cada cliente. Este sistema puede resultar bastante ventajoso, ya que te ahorras la compra del vehículo y solo tienes que pagar una tarifa de inscripción y por cada vez que uses el vehículo. El vehículo se utiliza siempre de manera óptima. Los costos de seguro, impuestos, mantenimiento y reparaciones corren a cuenta del proveedor. Asimismo, es el proveedor el que debe encargarse de pasarle la ITV. No obstante, tú eres el responsable de que el vehículo llegue a un punto de alquiler.