Help Center

Aquí se encuentran los respuestas sobre sujetos imporantes de aprender idiomas, Alemania y otros países, formalidades y otros puntos. Si no hay las respuestas que usted busca, es posible contactarnos aquí y enviar un correo electronico.

Preguntas generales

¿Mi permiso de conducir es válido en Alemania?

Cuando planeas realizar una estancia temporal en Alemania y no dispones de ninguna residencia fija, el carné de conducir de tu país de origen conserva su validez. De este modo, con tu carné puedes conducir los mismos vehículos que en tu país de origen. Además, no es obligatorio traducir este documento. Sin embargo, la situación cambia cuando tienes un domicilio fijo en Alemania.

Permiso de conducir extranjero y domicilio en Alemania

Si trasladas tu domicilio a Alemania, se aplica la ley alemana para la licencia de conducir. Al mismo tiempo, los permisos de conducir de los países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo (EEE) seguirán siendo válidos en Alemania. Los países pertenecientes a la Unión Europea son: Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Alemania, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Croacia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, los Países Bajos, Austria, Polonia, Portugal, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, República Checa, Hungría, Gran Bretaña y Chipre. Noruega, Liechtenstein e Islandia también pertenecen al EEE. En Alemania, son válidos los permisos de conducir de estos países incluso cuando tienes una residencia permanente. Del mismo modo, tampoco es necesario transferir el permiso a uno alemán. Todas las condiciones que se aplican en el país de origen para el carné de conducir también tienen validez en Alemania. No obstante, para conducir en Alemania debes tener al menos 18 años, incluso si en tu país de origen se te permite conducir siendo menor. No obstante, los permisos para conducir camiones o autobuses están sujetos a ciertas restricciones y regulaciones.

Permiso de conducir cuando procedes de un país fuera de la UE y del EEE

Si has adquirido tu permiso de conducir en un país que no pertenece a la UE ni al EEE y resides en Alemania, este solo será válido durante seis meses. En casos excepcionales, podrías ampliar su validez otros seis meses. Una vez superado este periodo, deberás transferir tu permiso a uno alemán y, en la mayoría de los casos, realizar un examen práctico. La República Federal Alemana ha llegado a un acuerdo con algunos de estos países para que se pueda transferir el permiso sin necesidad de realizar un examen.

¿Cómo es el transporte público en Alemania: autobús, tren suburbano, avión, taxi?

Si vienes a Alemania sin vehículo propio, dependerás de los medios de transporte público. Hay autobuses, tranvías, suburbanos, trenes, aviones y taxis. Los autobuses y los tranvías se utilizan principalmente para trayectos cortos (dentro de un mismo distrito). Los trenes suburbanos son más apropiados para distancias un poco más largas, por ejemplo, para ir desde Berlin-Mitte hasta Spandau. Para largas o medias distancias, los autobuses y los tranvías pueden ser muy lentos, ya que realizan más paradas. Estos medios de transporte forman parte de la red de transporte regional (BVG), que es responsable de las 10 líneas de metro, de las 151 líneas de autobús, de las 62 líneas de autobuses nocturnos y de las 22 líneas de tranvía. El S-Bahn Berlin GmbH, es decir, las líneas de trenes suburbanos, pertenecen al Deutsche Bahn AG (DB), que es la principal empresa ferroviaria del país. El DB ofrece trenes de cercanías y de distancias más largas. Si te apetece viajar desde Berlín hasta Postdam y crees que el tren suburbano tarda demasiado tiempo, puedes tomar un tren de larga distancia. Para distancias como, por ejemplo, Berlín-París, tienes la opción de tomar un tren de larga distancia. Usando Berlín como ejemplo, hay muchas organizaciones responsables del transporte público que cooperan entre sí: el Regionalbahn del Deutsche Bahn AG, el Berliner Verkehrsbetriebe y el S-Bahn Berlin GmbH trabajan juntos, por lo que es posible hacer transbordos con un mismo billete.

¿Son los alemanes siempre puntuales?

Este cliché es bastante conocido: todos los alemanes son trabajadores, puntuales y beben mucha cerveza. Sin embargo, esto no es siempre así. Lamentablemente, en los últimos años, el transporte público, concretamente los cercanías y los trenes de larga distancia del Deutsche Bahn, han tenido la mala reputación de ser un poco impuntuales. Últimamente, los defectos de las vías o de los trenes están a la orden del día. Además, los transportes, las estaciones y los trayectos suelen estar siempre muy llenos. Consejo: si viajas a Alemania y tienes una cita importante, como un examen de idiomas en la universidad, debes salir con antelación. Por desgracia, siempre tendrás que tener en cuenta posibles retrasos del transporte público.




El idioma alemán

¿Es el alemán un idioma difícil?

En realidad, el alemán puede resultar bastante complicado. Los diferentes casos, los distintos géneros de las palabras o simplemente las largas oraciones con varias construcciones subordinadas o las palabras compuestas, llamadas Komposita, resultan difíciles para muchos. Pero la buena noticia es que es posible conseguirlo. Lee a continuación algunos de los aspectos que a veces hacen que el alemán sea un idioma difícil de aprender.

Casos y géneros

El caso de una palabra decide principalmente con qué otras palabras de la oración puede estar relacionado un término. Además, también nos ayuda a identificar qué función realiza dicho término. El alemán cuenta con cuatro casos. ¡Menos que el latín! Por lo tanto, a las personas que hayan estudiado latín les resultará más fácil estudiar alemán. Los géneros de las palabras es algo complicado: der Mann (el hombre) es masculino, die Frau (la mujer) es femenino y das Kind (el niño) es neutro, esto es comprensible. Pero, ¿por qué die Sonne (el sol) es femenino y der Mond (la luna) es masculino? ¿Por qué se dice der Teller (el plato), pero die Tasse (la taza)? Aquí se requiere práctica.

A los alemanes les encantan las palabras compuestas (Komposita)

Casi todas las personas que estudian alemán encuentran dificultades en algún momento con una peculiaridad del alemán que en muchos otros idiomas no existe. El alemán une palabras para conseguir nuevas palabras más largas y con un significado diferente. Cuando nos encontramos con la palabra Donaudampfschifffahrtskapitänsmützenschild podríamos pensar que es un ejemplo exagerado. De hecho, ¡lo es! Sin embargo, palabras como das Verkehrsumgehungsschild (señal de tráfico de circunvalación), der Haustürschlüssel (llave de casa) o der Kleiderbügel (percha), son palabras que se usan en el día a día. Al principio, estas palabras son difíciles de entender, pero se consigue con el tiempo.

¿Cómo se utiliza el pasado?

El alemán cuenta con varias formas verbales para expresar el pasado: das Perfekt (el perfecto), das Imperfekt (el imperfecto) y das Plusquamperfekt (el pluscuamperfecto). Podemos diferenciar estas formas preguntándonos cuándo o en qué sucesión temporal tuvo lugar el acontecimiento del que queremos informar. Las formas deben construirse utilizando la persona adecuada y, para ello, hay muchas reglas y excepciones. Pero no tengas miedo, la mayoría lo consiguen.

La posición de los verbos en la frase

Desafortunadamente, el alemán tiene la costumbre de separar sus verbos cuando están compuestos por varias palabras. Por ejemplo: Ich habe gesagt (He dicho): Ich habe dir das doch vorher schon gesagt (Ya te lo he dicho antes); Sie hat geöffnet (Ha abierto): Sie hat mit dem Paket in der Hand, das sie gerade vom Boden aufgenommen hatte, als das Telefon klingelte, die Tür geöffnet (Ha abierto la puerta con el paquete, que acababa de coger del suelo, en la mano, mientras sonaba el teléfono). Por ello, a veces encontramos el verbo en diferentes posiciones en la oración. Esto dificulta la lectura y puede llevarte un tiempo. La conversación oral ayuda a superar las dificultades iniciales.

¿Diferentes idiomas en el idioma? Los dialectos y los matices lingüísticos regionales

Muchas de las personas que estudian alemán encuentran difícil que las letras y los sonidos en alemán suenen con frecuencia bastante distintos a como están acostumbrados en su lengua materna. Por si esto no fuera suficiente, todos aprenden el alemán estándar (Hochsprache), pero muchas personas ni siquiera lo utilizan. Hay en toda Alemania, y también en los demás países de habla alemana, distintas regiones que tienen dialectos propios que, a menudo, se diferencian bastante del alemán estándar (Hochsprache). Una pronunciación diferente, palabras especiales de una región o unos hábitos lingüísticos diferentes que te sorprenderán. Consejo: escucha a las personas de tu lugar de residencia, estudia el alemán estándar y así, en algún momento, descubrirás las particularidades del dialecto de tu alrededor.

¿Por qué debo aprender alemán?

Existen diferentes razones por las que uno decide aprender un idioma: algunos prometen que los conocimientos de un idioma extranjero son una ventaja en el trabajo, otros buscan vivir en su país favorito o se preparan para un ciclo formativo (Ausbildung) en Alemania. ¿Por qué estudiar alemán? He aquí algunos motivos:

El alemán como lenguaje económico: ¡Conoce a tus socios comerciales!

Quien trabaja junto con un socio comercial de habla alemana, tiene, sin duda, una gran ventaja en lo que a la competencia lingüística se refiere. La lengua en conjunto no es solo un instrumento de comunicación, sino la base para un entendimiento y confianza mutuos (y quizás una amistad). Quien quiere ascender en la escala profesional no debe tener solo un control profesional y humano en su área de trabajo, sino que también debería poder intercambiar una comunicación de confianza con su empleador.

El alemán como motor del mundo global

El conocimiento de la lengua alemana aumenta en gran medida las opciones de encontrar un trabajo en Alemania o en cualquier empresa alemana en el extranjero. Con el idioma como puente te conviertes en un empleado valioso para las empresas globales. Del mismo modo, no importa si, por ejemplo, quieres trabajar para una empresa extranjera en Alemania o para una multinacional alemana en el extranjero. Las pequeñas y medianas empresas alemanas que fundan una sede en otro lugar dan mucha importancia a un buen conocimiento del alemán y a una cierta familiaridad con la cultura, los valores y la historia de Alemania. No obstante, incluso las multinacionales se están poniendo al día y de ninguna manera hablan exclusivamente inglés. Asimismo, también es necesario un conocimiento de las regulaciones específicas del país. Por ejemplo, imagínate que trabajas para una empresa alemana en Israel. Deberías conocer uno de los capítulos más oscuros de la historia alemana: el Holocausto. También deberías saber cómo se posicionan los alemanes hoy en día sobre este tema. Esta es la única manera de construir el puente hacia la reconciliación.

El alemán como lenguaje científico: muchos libros se publican en alemán

Como ya sabemos, en muchas universidades del mundo se habla inglés. Pero, ¿sabías que el alemán está reconocido como la segunda lengua más importante en el lenguaje científico? ¡Utiliza el alemán como una fuente creativa para tus numerosos inventos y descubrimientos! También deberías saber que los europeos valoran mucho su riqueza lingüística y sus costumbres. De este modo, quien pueda implicarse en ello, conquistará el corazón de las personas rápidamente. ¿Sabías que un 12 % de todos los libros publicados mundialmente son alemanes? La rica industria editorial en la República Federal Alemana es otro indicador de las buenas posibilidades para informarse en alemán sobre (casi) todos los asuntos y también para publicar.

El alemán como un lenguaje cultural: la lengua construye el pensamiento y promueve la comprensión

Quien opta por el alemán, no solo recibe acceso a un importante leguaje cultural de la literatura, la ciencia y la política, sino que también consigue fácil acceso a los planes, metas y deseos de los demás. La lengua y la cultura están estrechamente unidas y esta interacción determina nuestro pensamiento. La razón principal es muy simple: la lengua influye fuertemente en nuestras costumbres, en cómo nos expresamos y en nuestras relaciones. Esto moldea también nuestra manera de ver las cosas. ¿Te interesas por Bach, Beethoven, Goethe o Kafka? Si es así, acércate a ellos en un último y decisivo paso: ¡Aprende alemán!

¿Cuál es la mejor manera de estudiar alemán?

Como podéis imaginar, no existe solo una manera para estudiar el alemán. Las profesoras y profesores, las escuelas y los estudiantes tienen diferentes ideas de éxito y distintos objetivos de aprendizaje. Quien procede de un país del oeste, es muy probable que esté familiarizado con clases de idiomas basadas en libros, que se centran, principalmente, en el aprendizaje de gramática y en la lectura de textos. Muchas de las personas que estudian alemán proceden de una cultura en la que copiar de la pizarra y aprender de memoria es habitual. No en todas las escuelas se estudia la reflexión crítica o la ampliación de conocimiento autónoma. Por eso, damos una gran importancia a que nuestras estrategias estén claras desde el inicio de los cursos y convencer a nuestros estudiantes de que, de esta manera, también pueden conseguirlo.

Estudiar significa crecer e integrarse

La comprensión cobra una vital importancia en el proceso de aprendizaje, ya que aprender una lengua no es simplemente conocer de memoria todas las reglas. Por el contrario, sumergirse en la lengua conlleva una progresiva integración en el entorno, la cultura y la historia alemana. Quien estudia alemán evoluciona y amplía sus horizontes. Nuevos pensamientos, nuevos encuentros, nuevas posibilidades, pero también entendimientos a veces difíciles completan el conocimiento previo con nuevas experiencias. Por lo tanto, aprender alemán también significa acompañar al estudiante en su crecimiento personal y fortalecerlo.

Aprender a través del oído y la vista

Empezar a estudiar alemán es como si escalásemos una cumbre. Al principio, no entendemos lo que se dice. Sin embargo, cuando al mismo tiempo vemos de lo que se está hablando; por ejemplo, a través de ilustraciones de objetos, entendemos mucho más. Cuando nos acostumbramos al sonido del alemán, podemos asignar significados o funciones a ciertas secuencias de sonido. ¡De este modo, te gustará realizar tus primeros intentos de habla! Importante: la mejor manera de aprender una lengua es probar a tener un contacto interpersonal con lo poco que se sabe y ampliar nuestro conocimiento a través de las respuestas. Después de esa primera fase introductoria, ya cuentas con un pequeño tesoro de palabras y frases cortas. Con esto se puede empezar a hablar de algunas cosas que no están directamente presentes. El vocabulario activo (es decir, las palabras que utilizamos) es todavía bastante pequeño. Sin embargo, hay muchas otras palabras que ya entendemos aunque no seamos capaz de utilizarlas (vocabulario pasivo). Muchas palabras ya han adquirido un sonido de confianza, aún cuando no las entendemos. Es importante tener en cuenta que es más fácil aprender un idioma que nos resulta familiar. Posteriormente, aprendemos a mover palabras familiares incomprensible del vocabulario pasivo al vocabulario activo.

Otros consejos para aprender alemán

A continuación, te damos algunos consejos para aprender alemán exitosamente:

  • Establece tu propio plan y ritmo de estudios.
  • Utiliza lo aprendido en situaciones de tu día a día. Si encuentras lagunas de conocimiento, intenta rellenar esos huecos de forma autónoma.
  • Estudia los sustantivos siempre con los artículos correspondientes y ten en cuenta el género.
  • A veces, las relaciones o las interrelaciones entre palabras son sencillas. Cuando las veas, intenta realizar un pequeño boceto o diagrama.
  • Intenta, cuanto antes, hacer uso de los medios de comunicación alemanes. Ver sencillas series televisivas es una buena idea para el comienzo.

¿Cuántas personas hablan alemán?

En total, hablan alemán casi 290 millones de personas, sin tener en cuenta las personas que hablan alemán como lengua materna. Asimismo, hay ciertos países en los que la mayoría de la población es germanohablante:

  • Alemania: 80 millones aproximadamente
  • Austria: alrededor de 8 millones
  • Liechtenstein: cerca de 35 000
  • Parte alemana de Suiza: 5,5 millones

En torno a 103 millones de personas en todo el mundo hablan alemán como lengua materna. De este grupo, 7,5 millones de personas viven en países de habla no alemana. ¿Sabías que en Brasil hay aproximadamente un millón de alemanes? Alrededor de 500 000 personas germanohablantes viven en Canadá e, incluso, en la República Dominicana podemos encontrar al menos 30 000. Las minorías de habla alemana se extienden por 42 países del mundo. Otro detalle interesante y alentador para las personas que estudian alemán, es que este es el tercer idioma más popular del mundo en Internet. Aprender alemán está de moda. De hecho, en Asia, Sudamérica y África, está aumentando considerablemente el número de personas que comienzan a estudiar este idioma. En 2015, estudiaron a escala mundial más de 15 millones de personas en escuelas superiores (Hochschulen), escuelas o institutos Goethe-Instituten. Sin embargo, en 2010 eran alrededor de 500 000 menos.

¿Dónde se habla el alemán?

La mayoría de las personas que tienen como lengua materna el alemán viven en países germanohablantes: Alemania, Austria y Liechtenstein. En conjunto, ascienden hasta cerca de 88 millones de personas, cuya herencia cultural e histórica se estudia al aprender el idioma. Los alemanes representan alrededor de 80 millones de personas, los austriacos alrededor de 8 millones y en Liechtenstein viven cerca de 35 000 personas que hablan alemán. Pero eso no es todo, existen otros países (como los que se muestran a continuación) en los que encontramos una minoría de hablantes alemanes reconocidos:

  • Suiza
  • Bélgica
  • Italia
  • Repúbica Checa
  • Luxemburgo
  • Eslovaquia
  • Hungría/li>
  • Dinamarca
  • Polonia
  • Ciudad del Vaticano
  • Rusia
  • Rumanía

Suiza representa el grupo más grande con alrededor de 5,5 millones de los llamados alemanes-suecos. Por supuesto, también hay alemanes, austriacos y otras personas germanohablantes que emigran a países donde no existe una gran mayoría alemana. Alrededor de 3,5 millones de alemanes viven en el extranjero; de los cuales cerca de 300 000 viven en Gran Bretaña, aproximadamente 300 000 en Suiza, alrededor de 180 000 en España, cerca de 120 000 en Austria y aproximadamente 1 000 000 en EEUU. Además, el alemán es considerado una lengua de correspondencia en partes del norte de Asia, Europa del este y Europa del sureste.

¿Cuánto se tarda en aprender alemán?

No cabe duda de que aquellos que quieren aprender alemán deben y tienen que encontrar su propio acceso a la variedad de esta lengua y decidir el camino hacia un objetivo propio. Esto también se puede aplicar a la duración del proceso de aprendizaje. Es absolutamente posible alcanzar grandes progresos en pocas semanas de aprendizaje intensivo. No obstante, en ciertas ocasiones es preferible tomar un camino más largo con pequeños pasos. Es difícil decidir a simple vista qué camino es más prometedor, ya que las personas son distintas en su comportamiento de aprendizaje y en los objetivos que persiguen. Antes de comenzar el proceso de aprendizaje, es importante tener claro tus propios objetivos. A continuación, presentamos algunas preguntas que podrían ayudarte:

  • ¿Por qué estudio alemán? ¿Para ir a hacer la compra, ir a casa de amigos o realizar trámites burocráticos? ¿O me interesa hacer un ciclo formativo (Ausbildung) o estudiar en la universidad en Alemania? ¿Necesito el idioma para trabajar? ¡Establece tu objetivo en el aprendizaje del alemán!
  • ¿En cuánto tiempo necesito haber aprendido el idioma? Es importante tener claro si necesitamos un progreso de aprendizaje especialmente rápido o si podemos tomarnos nuestro tiempo. Por ejemplo: quien viene a Alemania como refugiado o inmigrante, probablemente quiera aprender el idioma lo más rápido posible para que esta barrera no bloquee cada acción de su vida diaria. Quien puede entenderse con el inglés o, por ejemplo, quiere trabajar posteriormente en una empresa alemana, puede permitirse quizás tomar un camino más lento.
  • ¿A qué tipología de aprendizaje pertenezco? En la psicología del aprendizaje, las tipologías de aprendizaje hacen referencia a las diferentes formas que tenemos de aprender. Algunas personas aprenden sobre todo de manera visual (a través de la vista o la lectura); otras de manera auditiva (a través del oído) o de manera comunicativa (conversando). Asimismo, es muy conocido el aprendizaje motor, que se basa en el manejo de objetos. Del mismo modo, hay estudiantes que centran su atención en personas concretas, por ejemplo, una profesora o un profesor. Finalmente, hay también otra tipología de aprendizaje en la que se puede aprender con tecnología de medios. Quien ya haya hecho algunas observaciones en el pasado y puede realizar una evaluación, debería incorporarlo en la planificación de las clases. No obstante, la mayoría de las personas tienen tipologías de aprendizaje mezcladas.

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender alemán en Anda Sprachschule?

Ofertamos diferentes tipos de cursos, todos ellos planteados para diferentes objetivos, velocidades de aprendizaje y circunstancias de la vida. Los cursos intensivos duran aproximadamente medio día y tienen lugar de lunes a viernes. Son ideales para personas que tengan prisa y quieran aprender rápido una gran cantidad de conocimientos. Los cursos semi-intensivos son perfectos para trabajadores que tengan ganas de aprender un nuevo idioma. Tienen lugar dos veces a la semana por la tarde. Para los vividores y trotamundos, tenemos cursos intensivos como Bildungsurlaub (permiso laboral de formación). ¡Aprende alemán y practícalo en el país! Además, ofrecemos cursos especiales enfocados únicamente a la comunicación (cursos de conversación), clases privadas para una o dos personas y clases por la tarde una vez a la semana. ¡Contáctanos y juntos encontraremos la mejor opción para tu aprendizaje del alemán!

¿Qué diferencia hay entre el alemán de Alemania, Austria y Suiza?

La mayoría de las personas de habla alemana viven en Alemania (alrededor de 80 millones), en Austria (alrededor de 8 millones) y en la parte germanoparlante de Suiza (alrededor de 5,5 millones). Pero, como imaginarás, el alemán no es completamente igual en todos los países. En la mayoría de las escuelas y centros de estudios superiores, en las clases de alemán se aprende y se enseña alemán estándar (Hochdeutsch), también llamado alemán escrito (Schriftsprache o Schriftdeutsch). Si has estudiado alemán estándar, estás preparado para toda el área lingüística alemana, ya que es, por así decirlo, la esencia del alemán y, además, es muy similar a los dialectos regionales. Por otro lado, aunque la mayoría de las personas están acostumbradas a hablar su dialecto, también dominan el alemán estándar. Sin embargo, en estos casos, las personas suelen mantener una pronunciación regional, a la que hay que acostumbrarse al principio. Por ejemplo: una marcada melodía local en la oración, otros acentos o una pronunciación diferente de ciertos sonidos, letras y sílabas.

¿Cómo hablan los alemanes, los austriacos y los suizos de habla alemana?

Dentro de Alemania, ya encontramos grandes diferencias: los nacidos en Sajonia hablan normalmente bastante distinto a los nacidos en Baviera o a las personas del norte de Alemania. En Baviera se saludan a menudo diciendo servus, que en alemán estándar sigfinica hallo (hola) o wie geht’s (¿qué tal?). En Sajonia a veces los diptongos (au, ei) se pronuncian como monoptongos: Baum (árbol) se dice Boom y Bein (pierna) se dice Been. Además, las personas de Sajonia debilitan las consonantes y pronuncian Papa como Babba o Konto (cuenta) como Gondo. Asimismo los austriacos también utilizan servus como forma de saludo común, mientras que los suizos de habla alemana dicen Grüezi. En Austria a un Taxifahrer (taxista) se le dice Taxler y al humor específico se le dice Schmäh. Los suizos de habla alemana llaman a su dialecto Schwizerdütsch. A veces, pronuncian la «k» como una «kch» y también se diferencia del alemán estándar en la pronunciación de la «ch».




La gramática

¿Por qué existen tres artículos en alemán?

El artículo es uno de los aspectos que hace que el alemán sea, a primera vista, un idioma difícil. Mientras que el inglés solo cuenta con un artículo determinado (the) y un artículo indeterminado (a) para todos los géneros, en alemán cada género (masculino, femenino y neutro) tiene su propio adjetivo, por lo que deberás aprender los sustantivos con su artículo correspondiente. La mejor manera de recordar las palabras nuevas es agruparlas según el artículo. Por ejemplo:

Masculino:

der Mann (el hombre), der Junge (el muchacho), der Baum (el árbol), der Koffer (la maleta), der Lehrer (el profesor), der Student (el estudiante), der Stundenplan (el horario)

Femenino:

die Frau (la mujer), die Lehrerin (la profesora), die Studentin (la estudiante), die Tabelle (la tabla), die Flasche (la botella), die Großmutter (la abuela), die Freundin (la amiga)

Neutro:

das Mädchen (la chicha), das Brot (el pan), das Kleid (el vestido), das Papier (el papel), das Geschäft (la tienda), das Fenster (la ventana), das Dach (el techo)

A veces, la asignación de géneros y artículos en alemán puede resultar un poco confusa. Por ejemplo, ¿por qué der Mond (la luna) es masculino y, sin embargo, die Sonne (el sol) es femenino? Otro ejemplo es la palabra der Säugling (bebé), en la que se utiliza el artículo masculino para designar a los bebés de ambos sexos.

¿Qué significa acusativo y dativo?

El acusativo y el dativo forman parte, junto al nominativo y al genitivo, de los cuatro casos gramaticales que tiene el alemán. En general, los cuatro casos tienen el siguiente orden:

  • 1. Nominativo
  • 2. Genitivo
  • 3. Dativo
  • 4. Acusativo

El acusativo es el Wen-Fall (caso “quién”). La razón de este nombre es que para reconocerlo puedes preguntar «¿quién?» o «¿qué?»

Por ejemplo:

Ralf gibt der Frau den Kugelschreiber zurück. (Ralf le devuelve el boligráfo a la mujer)

Pregunta: Wen oder was gibt Ralf der Frau zurück? (¿Quién o qué le devulve Ralf a la mujer?)

Respuesta: Den Kugelschreiber. (El bolígrafo)

En esta oración de ejemplo también aparece el dativo. El dativo es un caso gramatical que responde a la pregunta «¿a quién?»

Por ejemplo:

Ralf gibt der Frau den Kugelschreiber zurück. (Ralf le devuelve el boligráfo a la mujer)

Pregunta: Wem gibt Ralf den Kugelschreiber zurück? (¿A quién le devuelve Ralf el bolígrafo?)

Respuesta: Der Frau. (A la mujer)

Para identificar los cuatro casos en el uso del lenguaje, los artículos tienen ciertas terminaciones que difieren no solo en caso sino también en número (singular y plural). Además, las terminaciones también indican el género (sexo).




Estudiar en Alemania

¿Puedo estudiar en Alemania?

Si quieres estudiar en Alemania tienes que tener tres cosas en cuenta:

  • El visado
  • Nivel de alemán avanzado (certificado)
  • Prueba necesaria para acceder a la universidad (Hochschulzugangsberechtigung)

¿Necesito un visado para estudiar en Alemania?

No todos los estudiantes extranjeros necesitan un visado. Las personas que procedan de alguno de los países listados a continuación, no necesitarán este permiso:

  • Un país miembro de la Unión Europea
  • Suiza
  • Nueva Zelanda
  • Canadá
  • EEUU
  • Australia
  • Argentina
  • Brasil
  • Y muchos otros

Los demás solicitantes deberían preocuparse por obtener un visado con antelación, ya que los trámites oficiales, a menudo, requieren mucho tiempo. Un visado de estudiante no es lo mismo que uno de turista y, por ello, se requieren una serie de documentos. Las personas aptas para realizar este tipo de trámite se encuentran en las embajadas y consulados alemanes en el extranjero. Existen diferentes tipos de visado:

  1. El visado lingüístico permite realizar un curso de idiomas, es decir, una estancia lingüística en Alemania. No es válido para estudiar en la universidad y no es posible transformarlo en otro tipo de visado posteriormente. Por ello, no es adecuado como visado de entrada para estudiantes.

  2. El visado de solicitante de estudios es válido para aquellas personas que aún no dispongan de su admisión para los estudios superiores. Cuando consigan esta admisión, podrán ir a la oficina de extranjería del lugar donde se encuentre la universidad o el centro de estudios superiores y convertir este visado en un visado para estudiantes.

  3. El visado para estudiantes es válido durante un año. Para obtenerlo, debes certificar la admisión de tu centro de estudios superiores. Asimismo, se requiere un comprobante de una base financiera suficiente para financiar el estudio.

¿Qué nivel de alemán necesito?

Para realizar cualquier tipo de estudio superior en la República Federal Alemana se requieren conocimientos avanzados de alemán. A excepción de las personas que hayan superado con éxito el Abitur (examen de fin de estudios de la secundaria) en un instituto alemán en el extranjero. Además de los cursos especializados en el Goethe-Institut, un examen llamado TELC Deutsch C1 Hochschule también proporciona una base de conocimientos sólida. Al superar este examen, los centros de estudios superiores alemanes, certifican que se tiene un nivel de idiomas suficiente. La escuela Anda Sprachschule ofrece cursos de preparación para este examen.

¿Qué es exactamente el examen TELC Deustch C1 Hochschule?

Quien aprueba este examen puede certificar que dispone de conocimientos bastante avanzados de alemán. Además, estos conocimientos están enfocados a los estudios superiores en Alemania. Este examen está dirigido a adultos que planean realizar sus estudios superiores en Alemania, que ya los están realizando o que desempeñan un trabajo académico y necesitan un certificado de su conocimiento del idioma.

¿Qué certificación se necesita para realizar estudios superiores en Alemania?

Quien quiere estudiar en Alemania pero ha realizado su título escolar en el extranjero, podría tener ciertas dudas sobre la certificación que necesita. Es necesario saber si el título propio cumple con las condiciones establecidas para la admisión para realizar estudios superiores en Alemania. Los certificados de notas que tienen validez para realizar estudios superiores en países de la Unión Europea, Suiza, Liechtenstein, Noruega o Islandia, suelen ser también válidos en Alemania. Aquellos estudiantes que no pertenezcan a ninguno de estos países, deberían poder certificar, en la mayoría de los casos, que han realizado 2 o 3 semestres de estudios superiores en el extranjero. Por otro lado, para estudios relacionados con el arte, se suelen pedir trabajos de muestra u otro tipo de pruebas. El Servicio Alemán de Intercambio Académico (Der Deutsche Akademische Austauschdienst) ofrece una base de datos con instrucciones de admisión. En ella, 35 países ofrecen información sobre los títulos o los requisitos que pueden contribuir al acceso a los estudios superiores en Alemania. Si buscas información sobre todos los países, puedes encontrarla en el portal de la conferencia de ministros de Educación y Ciencia alemana (Kultusministerkonferenz). Asimismo, los centros de estudios superiores suelen tener una oficina académica para extranjeros (Akademisches Auslandsamt), donde puedes informarte sobre las modalidades de acceso a estudios superiores. Finalmente, la decisión depende del centro.

¿Qué nivel de idioma necesito para estudiar en Alemania?

Antes de empezar tus estudios en Alemania, debes pensar y decidir si quieres realizar estudios alemanes o internacionales.

Estudios internacionales: la mayoría en inglés

Si quieres realizar estudios internacionales, debes tener en cuenta que la mayoría son en inglés. Por ello, generalmente no es necesario certificar ningún nivel de conocimientos de la lengua alemana. Sin embargo, necesitarás conocimientos en el idioma predominante en los estudios. Además, si quieres vivir en Alemania por un largo periodo de tiempo, debes ir pensando ya en aprender el idioma. Si tienes conocimientos previos de alemán, te resultará más fácil adaptarte y podrás conseguir contactos con más facilidad.

Estudiar en alemán

El idioma de las clases, de la mayoría de medios y también de otros materiales de las clases es normalmente, en los centros de estudios superiores alemanes, el alemán. Por ello, es imprescindible tener conocimientos avanzados del idioma. En la mayoría de los casos, debes acreditar tu nivel de idioma antes de empezar los estudios, a menudo a través de un examen de idioma. Sin embargo, si solo quieres estudiar en Alemania uno o dos semestres, puedes estar exento de este requisito. Puedes encontrar información al respecto en la oficina académica internacional. El examen oficial con el que puedes certificar tus conocimientos del idioma se llama Test Deutsch als Fremdsprache (TestDaF). Este examen se oferta en alrededor de 100 países para que puedas examinarte antes de llegar a Alemania. Por el contrario, el examen de acceso a estudios superiores Deutsche Sprachprüfung für den Hochschulzugang (DSH) se realiza en Alemania. Ambos exámenes evalúan la compresión lectora, auditiva y la competencia comunicativa. Si consigues al menos la mitad del nivel en cada parte, serás admitido en una universidad. Sin embargo, también te puedes preparar con otros exámenes de idiomas: das Zertifikat C2 des Goethe-Instituts, die Telc Prüfung Deutsch C1 y das Deutsch Sprachdiplom (Niveau II). Normalmente, los centros de estudios superiores suelen aceptar estos certificados de idiomas. No obstante, debes informarte sobre las reglas que se aplican para certificar el idioma en el centro en el que quieras realizar tus estudios.

¿Existe alguna tasa de estudio en Alemania?

Para muchos futuros estudiantes, las tasas de estudio son un criterio muy importante para decidir en qué centro quieren realizar sus estudios. Se debe estudiar siempre el plan financiero de los estudios antes de su comienzo. En principio, deberías diferenciar entre las universidades y escuelas técnicas superiores públicas y los centros de estudios superiores privados.

Tasas de estudio en centros de estudios superiores públicos

La fijación de posibles costes en los centros de estudios superiores públicos está mayoritariamente en manos de los correspondientes Bundeslandes (estados federales). En Alemania hay 16 estados federales. Generalmente, en los centros de estudios superiores públicos no se aplican tasas de estudio. Sin embargo, existen excepciones en algunos estados federales para estudiantes que planean quedarse en Alemania durante un largo periodo de tiempo. Por lo tanto, si superas el tiempo de estudios previsto por el centro y necesitas más tiempo para terminar tus estudios, se aplicarán tasas de matrícula. Estas pueden ser de 500 euros o más por cada semestre adicional. Sin embargo, algunos centros de estudios superiores cobran lo que se llama contribución social (Sozialbeitrag), que, a veces, puede llegar a ser superior a 100 euros por semestre. Esta cantidad incluye una contribución a la administración (cuota de matriculación y tarifa de confirmación), pero también una contribución social para la Studentenwerk (institución universitaria social para estudiantes), que beneficia al comedor, la cafetería, las residencias y los consultorios. Asimismo, el AStA (el comité general que representa a los estudiantes) también recibe una parte de este dinero. A menudo, esta contribución económica también permite que los estudiantes reciban un tique para utilizar el transporte público de forma gratuita. Por ello, es imprescindible consultar con el centro de estudios superiores deseado, cuáles son exactamente los costes para estudiar.

Tasas de estudio en centros de estudios superiores privados

Los centros de estudios superiores privados requieren generalmente tasas de estudio, sin importar si quieres realizar un grado, un máster o un doctorado. Estas tasas se abonan normalmente antes de cada semestre. Las tasas de estudios varían dependiendo del centro de estudios que elijas. De media, un grado en un centro de estudios superiores privado cuesta alrededor de 520 euros al mes.




Berlín

¿Cuánto cuesta la vida en Berlín?

En general, la vida en Berlín es relativamente barata en comparación con otras grandes ciudades de Alemania. Una comparación directa con ciudades alemanas como Berlín, Múnich, Hamburgo, Colonia y Fráncfort del meno muestra que Berlín es la ciudad más barata para vivir y Hamburgo la más cara:

  1. Berlín

  2. Fráncfort del meno

  3. Colonia

  4. Múnich

  5. Hamburgo

Por supuesto, hay que tener en cuenta que esto solo son resultados aproximados. Incluso dentro de una gran ciudad hay grandes diferencias en relación a cuánto dinero tienes que gastar para vivir: en la zona moderna de Berlin-Mitte pagas más por un café que en una cafetería en la zona de Marzahn. Sin embargo, podemos afirmar que por ejemplo, los alquileres, las niñeras, la cerveza después del trabajo, los restaurantes o las piscinas son indudablemente más económicos en Berlín que en cualquier otra gran ciudad de Alemania. Sobre todo en alimentación y actividades de ocio, incluso en instituciones culturales, pagas mucho menos en Berlín. Solo las tarifas para el agua y el seguro del coche son relativamente más caras en Berlín. Los impuestos también son relativamente más altos en Berlín, pero, por ejemplo, los estudiantes no suele tenerlo tan difícil. Los precios de los alimentos, en concreto los vegetales y el precio de la gasolina están aumentando de manera considerable.

La gentrificación tampoco se detiene en Berlín

Desafortunadamente, las perspectivas futuras del costo de la vida en Berlín no son demasiado favorables. Los precios también han incrementado mucho en los últimos años y esta tendencia continúa. Además, la gentrificación crea barrios populares como Mitte. Dado que los inversores financieramente fuertes del sector inmobiliario compran edificios viejos a bajo precio, los renuevan a bajo precio y luego los alquilan a precios elevados, el precio de los alquileres sube considerablemente en muchas zonas. Por razones políticas y sociales, ya ha estallado una feroz y controvertida discusión: ¿Puede el sector inmobiliario, que ahora está en auge, echar de sus barrios a inquilinos arraigados o a artistas y estudiantes, que dependen de alquileres bajos?

¿Cómo es el transporte público en Berlín?

El transporte público en Berlín funciona, por lo general, relativamente bien. El centro de la ciudad está provisto con diferentes medios de transporte público que pasan con mucha frecuencia (autobuses, tranvías, metro o trenes urbanos). Además, tampoco tendrás problemas para volver a casa si te apetece salir por la noche y disfrutar de la variada oferta cultural que presenta la ciudad. No obstante, los transportes suelen estar muy llenos, sobre todo en las horas punta. Además, si tienes una cita importante, deberías tener en cuenta los posibles retrasos del transporte público, que suelen estar causados por daños, obras o atascos, entre otros.

El transporte público en Berlín

Existen diferentes tarifas de transporte en Berlín dependiendo de cada zona. De este modo, si quieres ir desde Mitte hasta Köpenick, debes tener en cuenta las tarifas que se aplican a cada zona. Berlín-Brandenburgo se divide en tres zonas diferentes: zona A, zona B y zona C. La zona A cubre todo el centro de la ciudad y llega hasta la zona de S-Bahn-Ring (tren urbano circular) (incluido). La zona B empieza a partir de S-Bahn-Ring (no incluido) y se extiende hasta los límites de la ciudad. La zona C incluye tanto los distritos situados a las afueras de Berlín como Postdam.

Compartir ideas: la movilidad en la ciudad

Actualmente, es posible encontrar ofertas para compartir transportes como, por ejemplo, un coche o una bicicleta con personas afines a ti. También existen organizaciones que se dedican al préstamo de vehículos según las necesidades de cada cliente. Este sistema puede resultar bastante ventajoso, ya que te ahorras la compra del vehículo y solo tienes que pagar una tarifa de inscripción y por cada vez que uses el vehículo. El vehículo se utiliza siempre de manera óptima. Los costos de seguro, impuestos, mantenimiento y reparaciones corren a cuenta del proveedor. Asimismo, es el proveedor el que debe encargarse de pasarle la ITV. No obstante, tú eres el responsable de que el vehículo llegue a un punto de alquiler.

¿Cómo puedo encontrar piso en Berlín?

Existen inmobiliarias profesionales que pueden ayudarte a buscar un piso en Berlín. Dichas inmobiliarias ofrecen sus servicios en internet. Por lo general, hay que pagarle un 40 % de comisión del alquiler a las inmobiliarias. Asimismo, existen páginas web en las que puedes buscar piso sin tener que pagar comisión, como Ebay, WG-gesucht o Studenten-WG. A estas páginas web no solo acuden los estudiantes, sino todas aquellas personas que buscan un alojamiento en la ciudad.

Más consejos para encontrar piso en Berlín

Es muy importante contar con la ayuda de amigos y conocidos. Además, te recomendamos que te informes bien sobre la situación de la vivienda en Berlín y que empieces a buscar con antelación, especialmente si te interesa vivir en una zona específica de la ciudad. En principio, es recomendable utilizar diferentes fuentes de búsqueda. Asimismo, también puede resultarte útil la siguiente información:

  • En los tablones de anuncios de las universidades, los estudiantes suelen publicar ofertas de pisos.
  • Además, también hay muchas ofertas en los periódicos y en internet. Pese al desarrollo de las nuevas tecnologías, muchos arrendadores siguen publicando sus anuncios en los medios de comunicación tradicionales.
  • Presta atención a tus alrededores, ya que es posible que se anuncie algún piso libre.
  • Es especialmente recomendable que acudas a tus amigos y conocidos, ya que, con mucha frecuencia, hay pisos libres y que no se publican en ningún medio de comunicación, sino que es el mismo arrendador el que habla directamente con el nuevo inquilino.
  • Si ya cuentas con un arrendador o con una administración de propiedades en Berlín, busca información ahí sobre posibles pisos para alquilar.
  • Para saber si el precio del piso es adecuado o demasiado caro, puedes buscar el coste medio del alquiler en Berlín.
  • Aquellas personas que no encuentren piso en la zona que desean, deberían buscar pisos en los distritos vecinos. Quizás encuentres una zona con buena red de transporte y muchos sitios donde comprar.
  • Antes de firmar el contrato del piso, deberías informarte sobre los posibles proyectos de obras, ya que en Berlín son muy frecuentes. De este modo, te ahorrarás el polvo, las molestias y el ruido.



Es visado

¿Qué visado necesito para ir a Alemania?

Es fundamental saber si provienes de un país de la Unión Europea o no. Los ciudadanos pertenecientes a un país de la UE no necesitarán ningún visado para ir a Alemania.

El visado para un máximo de 90 días

Todos los ciudadanos que no pertenezcan de un país miembro de la UE necesitan un visado para una estancia de máxima de 90 días en un periodo de 180 días. No obstante, existen países que están exentos de este requisito. La exención de visado se aplica a los siguientes países fuera de la UE:

  • A:
    Albania, Andorra, Antigua y Barbuda, Argentina, Australia
  • B:
    Bahamas, Barbados, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Brunéi Darussalam
  • C:
    Chile, Costa Rica, Canadá, Colombia, Corea del Sur
  • D:
    Dominica
  • E:
    El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos de América
  • G:
    Georgia, Granada, Guatemala
  • H:
    Honduras
  • I:
    Islandia, Israel
  • J:
    Japón
  • K:
    Kiribati
  • L:
    Liechtenstein
  • M:
    Macao, Malasia, Marshall (islas), Mauricio, Macedonia, Méjico, Micronesia, Moldavia, Mónaco, Montenegro
  • N:
    Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega
  • P:
    Palau, Panamá, Paraguay, Perú
  • S:
    Salomón, Samoa, San Marino, Suiza, Serbia, Seychelles, Singapur, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas
  • T:
    Taiwán, Timor-Leste, Tonga, Trinidad y Tobago, Tuvalu
  • U:
    Ucrania, Uruguay
  • V:
    Vanuatu, Vaticano, Venezuela

Visado para una estancia superior a tres meses

Si planeas quedarte más de 90 días, necesitarás un visado, a menos que pertenezcas a la UE o al Espacio Económico Europeo o a Suiza. Si procedes de Israel, Australia, Japón, Nueva Zelanda, Canadá, la República de Corea o de los Estados Unidos, te bastará con solicitar un visado al comienzo de tu estancia en Alemania. En los demás casos, antes de viajar a Alemania, debes ponerte en contacto con un consulado o una oficina consular en tu país de origen.

¿Qué tipo de visado necesito para estudiar en Alemania?

Los extranjeros que se quedan más de 90 días en Alemania y quieren estudiar allí necesitan un visado. Para ello, es imprescindible ir a la oficina consular de la República Federal Alemana en su país antes de viajar a Alemania. Es aquí donde puedes solicitar un visado de estudiante. Los ciudadanos de la UE y del EEE, es decir, el Espacio Económico Europeo, están exentos de esta obligación. Además de los países de la UE, se incluyen Noruega, Liechtenstein e Islandia. Si vienes de Suiza, EEUU, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Argentina, Brasil, etc., tampoco necesitarás obtener un visado de estudiante.

¿Qué tipos de visado de estudiante existen?

Aquellos que necesitan un visado de estudiante, deben tener en cuenta los siguientes aspectos: un visado de estudiante no es lo mismo que un visado de turista y requiere una solicitud por separado. Para llevar a cabo esta solicitud, debes certificar que has sido admitido en la universidad en cuestión y que puedes financiar tus estudios. Cumpliendo estos requisitos, puedes recibir un visado de estudiante durante un año. Si no has recibido aún la admisión del centro de estudios superiores, puedes solicitar el visado de solicitante de estudios que solo es válido por un periodo de tres meses y puede convertirse en un visado de estudiante en cuanto recibas la admisión de tus estudios. Esta conversión se puede llevar a cabo en la oficina de extranjería de tu centro de estudios superiores. También existe un visado lingüístico, que te permite realizar un curso de idiomas en Alemania. Este tipo de visado no se puede convertir más tarde en un visado de estudiante. Por ello, no es un visado válido para estudiar en Alemania.




Anda Sprachschule

¿Qué exámenes de alemán hay en Alemania?

Existen varios exámenes de alemán en Alemania, que trabajan con diferentes niveles. Si necesitas conocimientos de alemán para realizar estudios superiores en Alemania, infórmate en la siguiente página web: Deutschen Akademischen Austauschdienstes.

El deutsche Sprachdiplom

La conferencia de ministros de Educación y Ciencia es la responsable del Deutsche Sprachdiplom (DSD). Es un examen que verifica las habilidades lingüísticas después de varios años de escolaridad. Por lo general, este examen tiene lugar en el país de origen de los estudiantes. Cada año se examinan más de 45 000 estudiantes en más de 60 países. El Deutsche Sprachdiplom de la conferencia de ministros de Educación y Ciencia exige como requisito haber estado en la escuela para poder realizar el examen. Como consecuencia, solo se puede realizar el examen tras varios años de escolaridad. Este certificado se puede adquirir en dos niveles. El primer nivel (Stufe 1) es válido para certificar el idioma para estudiantes de un Studienkolleg y el segundo nivel (Stufe 2) es para estudiantes de estudios superiores (Hochschulstudium) en Alemania.

Certificado del Goethe-Instituts

El examen de idioma del Goethe-Instituts termina probablemente con el certificado más importante para el idioma alemán: el B1 Zertifikat Deutsch. A menudo, este certificado se confunde erróneamente con el Deutsches Sprachdiplom. Los participantes del B1 Zertifikat Deutsch deben tener al menos 16 años. Es un proyecto conjunto de las siguientes instituciones:

  • Österreichisches Sprachdiplom Deutsch (ÖSD)
  • Goethe-Institut
  • telc GmbH
  • Lern- und Forschungszentrum der Universität Freiburg (Suiza)

Las bases del certificado se basan en las disposiciones del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Se evalúan:

  • la competencia comunicativa
  • la exactitud lingüística
  • el uso independiente del lenguaje en conversaciones de la vida diaria y del trabajo

En concreto, se compone de:

  • Comprensión lectora
  • Gramática y vocabulario
  • Comprensión auditiva
  • Expresión escrita
  • Expresión oral

La parte escrita del examen tiene una duración de dos horas y media y para la parte oral hay 20 minutos de preparación.