Neukölln

Neukölln

Después de conocer mejor el barrio de Friedrichschain y de Kreuzberg, le toca el turno a Neukölln. Este barrio ha sufrido un cambio radical desde que se cerró el aeropuerto de Tempelhof hace casi seis años, para transformarse en un barrio de moda que atrae cada vez a más jóvenes. Éstos son los que están abriendo bares, restaurantes y tiendas que están impulsando el barrio hasta ponerlo a la altura de Friedrichschain o Kreuzberg. Con su estilo alternativo, multicultural y con la característica de que su novedad mantiene precios relativamente más económicos y asequibles que los otros, Neukölln está en el punto de mira. A través de este artículo te invitamos a conocerlo. ¿Te vienes de paseo?

La historia de Neukölln como barrio comienza su andadura el siglo pasado, pues hasta 1920 fue una ciudad independiente de Berlín, incorporándose a la gran metrópoli tras el Groß-Berlin-Gesetz. Después de la Segunda Guerra Mundial, Neukölln pasó a formar parte del sector americano dentro del Berlín occidental. El muro lo separaba del barrio vecino de Treptow que ya pertenecía al Berlín Oriental. Uno de los símbolos más característicos del barrio fue (y sigue siendo) el aeropuerto de Tempelhof, hoy convertido en un parque enorme después de que cerrase definitivamente sus puertas a los pasajeros el 31 de octubre de 2008. A lo largo del parque se pueden observar numerosos guiños al papel que asumió en la época de postguerra cuando se creó el puente aéreo o Luftbrücke para suministrar comida a los habitantes de la ciudad después del bloqueo terrestre soviético, como forma de presión para que los aliados cediesen las zonas ocupadas. Seis días después del bloqueo soviético despegó el primer avión hasta Tempelhof, llevando 80 toneladas de alimento. Los vuelos aumentaros hasta 1400 vuelos diarios, durante las 24 horas del día. Tal insistencia llevo al fin del bloqueo un año después.
Tempelhof ha sido un elemento clave en la historia del barrio, pues fue su cierre al público, lo que provocó un cambio radical, o al menos, fue ésta una de las principales causas. Tras ser considerado por muchos medios de comunicación como uno de los barrios más peligrosos de Alemania, ahora se ha transformado de forma casi radical para convertirse en el barrio de moda de Berlin (dicho por el The Guardian). Por ello, es conocido por muchos como “Neucool”. Quienes han vivido allí hace cinco o diez años lo aseguran, como por ejemplo, Ana Pascual, que vino a Berlín en el 2010 para hacer un Erasmus y vivió en la calle Herrfurthstraße. “Antes el barrio estaba muerto, no había nada ni nadie por la calle, para tomar algo había que desplazarse hasta Hermannplatz. Sin embargo, ahora está llena de restaurantes, bares y cafés, llevados por jóvenes, no solo alemanes sino de cualquier país del mundo”.
Esta calle es la opción ideal para pasar un buen sábado. Primero desayunar en el Schiller Bar, después hacer algunas compras en el Wochenmarkt de los sábados, donde se pueden encontrar productos artesanales, BIO, alimentos exóticos y pescado fresco. Luego un paseo por Tempelhofer Feld, que se encuentra al final de la calle, y a la vuelta probar uno de los deliciosos helados de Mos Eisley. Tampoco se pueden dejar pasar las hamburguesas del Schiller Burger, la fusión de cocina franco-alemana del Mama Kalo o probar alguna delicia africana en el Mama Africa.
Cabe destacar que un buen ejemplo de lo que ahora es Neukölln es el festival 48 Horas Neukölln, el mercado turco de Maybachufer los martes y los viernes, donde se puede uno sentir como en Estambul rodeado de especias, fruta, verdura, y todo tipo de comida rápida turca. El mismo mercado, se transforma los sábados en un mercadillo artesanal, donde también se pueden comer delicias típicas de otros países y comprar ropa, complementos y demás productos hechos a mano. Es el canal por donde pasa el Spree que se encuentra cerca del mercado, el que limita el barrio de Neukölln con el de Kreuzberg, y que siempre, y especialmente en verano, está lleno de ambiente, gente charlando y paseando a cualquier hora del día.
En definitiva, Neukölln es un barrio muy singular que merece la pena ser descubierto por todo aquel que pase unos días en Berlín. Si se quiere hacer un poco de turismo, dentro de sus atracciones turísticas destaca el palacio de Britz, construido en 1547 y de estilo renacentista italiano que se puede visitar durante todos los días del año. El Rixdorf que es el núcleo histórico y origen del barrio de Neukölln, cuyo centro es la Richardplatz, donde se pueden apreciar todavía el espíritu bohemio de principios del siglo XIX. También las calles de Alt-Rixdorf, llenas de rincones, con sus tiendecitas y patios interiores llenos de flores y hortalizas, parecen más un pueblo que parte de una gran ciudad. Otros lugares interesantes son el Jardín Comenio, la iglesia Bethlehemskirche, de finales del siglo XV, la herrería del pueblo, la iglesia Magdalenenkirche y el Museo Bohemio, situado en la antigua escuela. También se ha de tener en cuenta la mezquita Sehitlik, en Columbiadamm, que es la más grande de Berlín.
Y por último, no nos olvidamos del Körnerpark, conocido también como das Neuköllner Sanssouci puesto que su estilo renacentista recuerda a los parques reales de Potsdam, y que ha servido de escenario para numerosas películas.
Más información sobre el barrio de Neukölln en los siguientes enlaces:
– http://www.nowkoelln.de/
– http://www.neukoellner.net/
– http://www.neukoelln-online.de/
– http://www.museum-neukoelln.de/
– http://www.körnerpark.de/